El software de gestión integral líder en el sector

El software de gestión integral líder en el sector

¿Por qué es importante la potencia normalizada?

La potencia normalizada es unas de las potencias de uso más comunes en los hogares. Con ellas, regulamos las tensiones de las viviendas y son iguales para todas las comercializadoras de luz y energía. Hoy en día, estas potencias normalizadas de luz no son obligatorias, pero en el momento de su creación sí lo fueron.

Tipos de potencias en el mercado eléctrico

La potencia eléctrica se mide en kW (kilovatios) y nos indica la cantidad de energía que se puede consumir en una vivienda al mismo tiempo; por su lado, la potencia contratada es elegida por el cliente y determina el precio que se debe pagar por tener acceso a la electricidad, independientemente del consumo que se haga del suministro. La potencia contratada es diferente en cada vivienda y a la hora de escogerla hay que tener en cuenta cuáles son las potencias normalizadas que aparecen en el BOE.

Por lo tanto, la potencia normalizada es la potencia máxima que la instalación permite utilizar, es decir, determina la cantidad de aparatos electrónicos y electrodomésticos que podemos utilizar de manera simultánea. Si la potencia contratada no es suficiente, el Interruptor de Potencia Contratada interrumpirá el suministro.

Tipos de instalaciones

Estas potencias se distinguen en función del tipo de instalación que el cliente tenga en su hogar.

  • Según la instalación monofásica: se corresponde con los hogares con corriente alterna (varía entre los 220 voltios y los 230 voltios). Es la que habitualmente se tiene en viviendas particulares y en la mayoría de negocios, aunque tengan grandes dimensiones.
  • Según la instalación trifásica: para casas con electricidad que circula en tres corrientes alternas (entre los 380voltios y los 400 voltios de potencia).

La potencia normalizada es la potencia máxima que la instalación permite utilizar.

Ejemplos de tramos de potencia establecidos

Instalación MonofásicaInstalación Trifásica
1.15 kW3.464 kW
2.3 kW6.928 kW
3.45 kW10.392 kW
4.6 kW13.856 kW
5.75 kW17.321 kW
6.9 kW20.785 kW
8.05 kW24.249 kW
9.2 kW27.713 kW
10.35 kW31.177 kW
11.5 kW34.641 kW
14.49 kW43.648 kW

Evolución de las potencias normalizadas

En 2006, el Gobierno regularizó las potencias eléctricas y creó las potencias normalizadas que han existido de manera obligatoria hasta el año 2018. Las potencias normalizadas pasaron a estar adaptadas a un voltaje de 230V, mientras que las anteriores eran de 220V, en línea con la nueva normativa. Si no se ha realizado ningún cambio en la instalación, se seguirá teniendo la potencia antigua, es decir, los tramos antiguos.

En 2018 se publicó el RCL15/2018, en el que los usuarios pueden escoger la tarifa que mejor les convenga y no es necesario ajustarse a estas potencias normalizadas. No obstante, los tramos que se pueden contratar son aquellos que sean múltiplos de 0,1kW y nunca deben superar los 15kW.

Además, debe disponer de un contador que permita la discriminación horaria y la telemedida. Con esto, disponemos de una mayor precisión sobre qué tarifa necesitan los usuarios y cuáles son sus requerimientos.

En resumen, ¿por qué es importante la potencia normalizada?

  • La potencia normalizada determina el máximo de potencia que podemos utilizar de manera simultánea.
  • El precio fijo que aparecerá en la factura, que dependerá del tramo de potencia.

Solicita ahora una demo gratuita