El software de gestión integral líder en el sector

¡Audinfor por todo el mundo!

El software de gestión integral líder en el sector

Gestión energética: ¿en qué consiste?

Llevar a cabo acciones para optimizar la energía que se utiliza en una organización es muy importante en materia de eficiencia, ahorro de costes y cumplir con la legislación vigente. Hoy te hablamos sobre qué es la gestión energética y en qué consiste un sistema de gestión de la energía.

¿Qué es la gestión energética?

La gestión energética se basa en las acciones y procesos que se realizan dentro de una organización con el objetivo de optimizar el consumo energético para reducir costes y racionalizar la energía. En otras palabras, consiste en la planificación tanto de la producción como del consumo de energía.

¿Cuáles son los objetivos de la gestión energética?

La gestión de la energía también cumple una serie de objetivos como realizar una disminución del consumo de la misma -consiguiendo no malgastar energía-; acatar la legislación vigente relacionada con ese tema; reducir la huella de carbono y aumentar la eficiencia energética. 

La correcta gestión de la energía lleva consigo una serie de beneficios de los que hablaremos a continuación.

¿Qué ventajas tiene una buena gestión energética?

Como os adelantábamos, realizar una buena gestión energética conlleva el hacer un uso consciente de la misma para lograr esa reducción del consumo total, pero sin que conlleve, con ello, una pérdida de las prestaciones ofrecidas a los usuarios.

Algunas de las ventajas de realizar una correcta gestión energética son:

Ahorro energético

Trabajar la eficiencia energética repercute positivamente en el resto de la sociedad y en la factura de final de mes.

gestion energetica sistema de gestion energetica gestión energética sistema de gestión energética caldera sistemas de gestión energetica audinfor system zaragoza

Utilizar energía limpia y menos recursos

La gestión energética también está relacionada con la producción de energía procedente de fuentes renovables, lo que, a su vez, permite un uso de menor cantidad de recursos y que estos sean más respetuosos medioambientalmente.

Disminuir emisiones de CO2

Relacionado con lo anterior, utilizar una gestión energética también ayuda a disminuir las emisiones de dióxido de carbono, uno de los gases responsables del calentamiento global.

Apoyar políticas y compromisos en pro del medio ambiente

Realizar una correcta gestión energética cumple con la normativa legal y política en materia de medio ambiente y eficiencia energética. Asimismo, se trabaja en una buena imagen pública, sobre todo a nivel empresarial y de negocio de cara a la sociedad.

¿Qué es un sistema de gestión energética o SGE?

Ahora que ya sabes qué es la gestión energética, también debemos conocer qué es un sistema de gestión energética o SGE. Implementar un sistema de gestión energética se traduce en conseguir ese aumento en eficiencia.

El SGE trabaja a través de un ciclo continuo y sus cuatro tareas fundamentales son: planificar, hacer, verificar y actuar.

Planificar

Analizar el punto de partida con datos como el consumo, las acciones que se pueden llevar a cabo, etc. El siguiente paso será realizar un plan de acción para llevar a cabo el sistema de gestión de energía.

Hacer

En esta segunda etapa, se trabaja aplicando todo lo planificado en la fase previa. Es importante resaltar que solo se está llevando a cabo una pequeña prueba para estudiar cuáles son las consecuencias, puesto que el SGE no es el definitivo.

Verificar

Tras hacer esta prueba, la siguiente fase es analizar los resultados que se han obtenido. Si realiza una comparación entre el resultado obtenido y los objetivos planteados para saber cómo de efectiva ha sido la acción.

Actuar

Una vez que ya tenemos perfeccionado el sistema de gestión energética, es el momento de implementarlo completamente. No obstante, es importante realizar un último análisis para cerciorarnos de que todo esté correcto.

La gestión energética conlleva hacer un uso consciente de la misma

ISO 50001: Certificación del sistema de gestión energética

Cuando se aplica un sistema de gestión energética de manera certificada, se debe seguir la norma ISO 50001.

La ISO 50001 es una norma para certificar la gestión de la energía dentro de una empresa. A través de la misma, quedan establecidos los requisitos para que sea una gestión de la energía óptima.

Dentro de la norma, quedan fijados requisitos que deben ser cumplidos:

Política energética

Cada empresa, organismo o institución deberá regirse por la legislación vigente que corresponda.

Dirección de la empresa implicada

Los responsables de la empresa deberán ser ejemplo de este proyecto, pudiendo repartir las responsabilidades para que sea efectivo

Empleados concienciados

Los trabajadores donde se quiera certificar un sistema de gestión energética deberán estar sensibilizados con la causa y mostrar su total apoyo y colaboración.

Planificación energética

Es importante una planificación analizando las acciones a seguir, así como los riesgos y oportunidades que surjan para mejorar energéticamente.

Análisis de los resultados

Igual que es necesaria una planificación, se hace igualmente importante analizar los resultados para verificar que se está llevando a cabo una buena gestión de la energía.

Informar sobre el funcionamiento del SGE

A través de la documentación necesaria para esta certificación, también se necesita dejar reflejado que el sistema funciona correctamente.

Solicita ahora una demo gratuita

Call Now Button