El software de gestión integral líder en el sector

El software de gestión integral líder en el sector

El gas renovable, una energía limpia y sostenible

El gas renovable presenta diversas ventajas tanto económicas como para el medio ambiente, pero, además, ayuda a una mejor gestión de residuos generados y a favorecer la transición energética, contribuyendo a un sistema descarbonizado que cumpla con la normativa de reducción de emisiones de Europa.

¡Continúa leyendo para descubrir más!

¿Qué es el gas renovable?

Que es el gas renovable

Entendemos por gas renovable cualquier gas que proceda o sea producido por fuentes renovables. En la actualidad, los gases renovables son objeto de desarrollo, ya que suponen un impacto positivo en la sociedad y en el medio ambiente, como veremos a continuación en este artículo sobre este tipo de combustible.

Tipos de gas renovable

Dentro de la clasificación de gases renovables, encontramos tres tipos de gases que se agrupan en:

Biogás

Considerado un combustible gaseoso, se obtiene a partir de la biomasa mediante un proceso de digestión anaerobia de materiales orgánicos biodegradables. Principalmente, residuos agrícolas, ganaderos y forestales, además de residuos urbanos sólidos y aguas residuales.

A su vez, el biometano se obtiene del biogás mediante un proceso de depuración incrementando el nivel de metano dentro de la corriente de gas, confiriéndole el poder calorífico.

Hidrógeno renovable

También conocido con el nombre de gas de electricidad, el hidrógeno renovable se obtiene de la energía procedente de fuentes renovables y la electrolisis del agua.

Su utilidad se resume en la inyección, posteriormente, en la red o en la producción de biometano.

Gas sintético (syngas)

Este tipo de gas renovable procede de la gasificación de materiales orgánicos que están presentes, a su vez, en residuos agrícolas y forestales (lignocelulósicos).

¿Por qué es una energía limpia?

Como podemos ver en este artículo, el gas renovable es un tipo de combustible que procede del reciclaje de otros residuos. Es esta la razón por la que se le concede la etiqueta de “energía limpia y sostenible”. A continuación, vamos a ahondar en sus razones.

La generación de gas renovable se constituye como un método para mejorar la gestión de los residuos que generamos y, además, fomentamos la economía circular libre de emisiones de CO2.

En otras palabras, es considerado una energía sostenible debido a su método de obtención. Como hemos dicho, este tipo de combustible se obtiene del reciclaje de basura, residuos urbanos, depuración de aguas residuales y tratamiento de residuos agrícolas, ganaderos y de la industria agroalimentaria, impactando positivamente en el medio ambiente al reducir el volumen de estos residuos.

El gas renovable puede inyectarse en las redes de gas natural ya existentes

Ventajas del gas renovable

Por último, en este artículo sobre qué es el gas renovable, vamos a explicar las ventajas que presenta a nuestra sociedad:

Calidad del aire

En la actualidad, el gas renovable es una de las energías convencionales más respetuosas con el medio ambiente. Es el combustible que menos emisiones de CO2 produce y, además, no emite partículas, por lo que se le considera una de las energías más limpias, cómodas y ecológicas.

Hay que señalar que su uso contribuye a paliar el cambio climático y la contaminación ambiental

Desarrollo de economía local

La producción de gas renovable consigue generar sinergias tanto para la industria como la agricultura y ganadería locales apoyando el desarrollo rural y mejorando la gestión medioambiental de los residuos generados.

Distribución

Por último, otra de las ventajas del gas renovable es, sin duda, la forma de distribuirlo. El gas renovable puede inyectarse en las redes de distribución de gas ya existentes, al alcance de la mano del consumidor final, que podrá utilizarlo de la misma manera que el gas natural.

Solicita ahora una demo gratuita

Call Now Button