El software de gestión integral líder en el sector

El software de gestión integral líder en el sector

Cómo calcular la huella de carbono en 5 pasos

La emisión de gases de efecto invernadero es la principal causa del cambio climático. No obstante, a veces no somos conscientes, como individuos, de nuestra contribución a dicha emisión.

Para adoptar nuevas alternativas y conseguir reducir la huella de carbono que tanto personas como organizaciones generamos, se hace necesario conocer cómo calcular la huella de carbono.

¿Qué es la huella de carbono?

Antes de saber cómo calcular la huella de carbono, definiremos el concepto de huella de carbono.

huella de carbono

Según el Ministerio de Transición Ecológica, la huella de carbono es “la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitido por efecto directo o indirecto por un individuo, organización, evento o producto” durante su ciclo de vida.

El calcular la huella de carbono es el primer paso que tenemos que dar para reducir las emisiones de estos gases. Al conocer la cantidad que de estos se emiten, podremos idear maneras de minimizarlos.

¡Sigue leyendo para saber cómo calcular la huella de carbono!

¿Cómo calcular la huella de carbono dentro de una organización?

A la cuestión de cómo calcular la huella de carbono, previamente, deberemos diferenciar las GEI directas y las indirectas.

Emisiones directas de GEI

Se trata de aquellas fuentes de emisión que son propiedad (o, en su defecto, controla) la organización. En otras palabras, son las emisiones que se producen en el propio lugar de actividad de la organización.

Emisiones indirectas de GEI

Las emisiones indirectas de GEI son aquellas que se producen en fuentes que pertenecen a otra organización, pero de cuya actividad se beneficia la empresa. Por ejemplo, la electricidad, necesaria para diversas actividades industriales, se genera en una organización muy concreta. Después, se distribuye.

Una vez que conocemos la diferencia entre las emisiones directas e indirectas de GEI, deberemos diferenciarlas en los 3 alcances que se definen:

Alcance 1

Se trata de las emisiones directas de GEI y que están asociadas a las actividades de la organización.

Alcance 2

Hace referencia a las emisiones indirectas de GEI que se asocian a la generación de electricidad adquirida y consumida por la organización.

Alcance 3

Son otras emisiones indirectas que se generan en consecuencia de la propia actividad de la organización.

Fórmula para calcular la huella de carbono

Para conocer cómo calcular la huella de carbono, debemos aplicar la siguiente fórmula:

Huella de carbono = DATO ACTIVIDAD x FACTOR EMISIÓN

Siendo:

Dato de actividad

Se corresponde a un parámetro propio de la actividad que se está analizando, responsable de las emisiones de GEI.

Factor de emisión

Dentro de la fórmula de cómo calcular la huella de carbono, el factor de emisión es la cantidad de GEI emitidos por cada unidad de “dato de actividad” generados.

Huella de carbono

Proceso de cómo calcular la huella de carbono

Ahora que ya conoces la fórmula para saber cómo calcular la huella de carbono, te recomendamos que sigas las siguientes pautas para obtenerla:

  1. Definir los límites del estudio: es decir, decidir qué áreas o partes de la organización vamos a estudiar para recolectar sus datos y hacer el cálculo de la huella de carbono
  2. Identificar las fuentes emisoras de GEI: deberemos pensar qué fuentes del sistema -tanto directas como indirectas- están asociadas a dichas operaciones de la organización (desplazamientos de vehículos, refrigeración o climatización, consumo de combustibles en instalaciones fijas…
  3. Elegir el periodo temporal: clave para saber cómo calcular la huella de carbono es saber desde cuándo hasta cuándo vamos a recolectar dichos datos
  4. Recopilar datos de dichas actividades: para este punto, nos fijaremos en los datos de consumo de combustibles y electricidad de la organización
  5. Realizar un plan de mejora: apostando por alternativas que atraerán beneficios tanto económicos como medioambientales

Ventajas que aporta el cálculo de la huella de carbono

Ahora que ya sabes cómo calcular la huella de carbono de una organización, deberás conocer que la principal ventaja que puede aportarte este dato es poder reducir las emisiones GEI, lo que se traducirá en una reducción de consumos energéticos y, por tanto, supondrán unos ahorros económicos.

Otras de las ventajas que supone saber cómo calcular la huella de carbono es el reconocimiento externo a tu organización y la aparición de nuevas oportunidades de negocio con nuevos inversionistas o clientes sensibilizados con el cambio climático.

Esperamos que este artículo te haya resultado útil a la hora de calcular la huella de carbono de tu organización.

Solicita ahora una demo gratuita